PLAZA DE LA CATEDRAL

La reforma u ordenación del caserío frente al templo había sido debatido en diversas ocasiones desde el último tercio del siglo XIX, aunque nunca se había llegado a proponer un ensanche definitivo.

Imagen 12.1 – Demolición de la plaza de la Catedral, 1931, Archivo Juan Santana

Una vez tomada la decisión de acometer la reforma, se formaron dos posiciones enfrentadas entre los ovetenses: la de los que consideraban que la manzana situada frente a la Catedral dotaba al conjunto de un valor singular, y los que opinaban que ésta manzana carecía de valor alguno.

Con todo, era opinión mayoritaria que las casas que conformaban esta manzana no sólo estaban desvencijadas, sino que desmerecían al noble entorno catedralicio. Por lo cual, promoviendo su desaparición, se dispondría de una hermosa plaza a la que quedarían incorporados edificios de gran atractivo, como los palacios de la Audiencia o de la Rúa, que entonarían con la grandeza de la nueva plaza. Además, con esta reforma se dotaría a la ciudad de un lugar de reunión que, con la catedral como telón de fondo, sería muy adecuado a las necesidades sociales del momento.

Lo que muy pocos se percataron era que con ello desaparecería uno de los lugares más evocadores y sugerentes del tejido medieval de Oviedo, desgarrando el corazón de una ciudad que prácticamente había permanecido inalterada desde el incendio de 1521.

Antes de proceder al derribo de la manzana frente a la fachada de poniente de la Catedral, la apariencia de esta plazuela era muy semejante a la plaza del mercado del Fontán, encontrándose bajo las arcadas de las viviendas el mercado de las madreñas. El conjunto de la manzana de casas presentaba un trazado irregular y falto de alineación, tanto a la calle de la Platería como en su trasera a la plaza de la Balesquida. Compuesta por parcelas medievales de frente estrecho, con soportales mirando a la Catedral, las de mayor fondo aprovechaban las traseras para pequeños huertos.

Imagen 12.2 – Plaza de la catedral hacia 1900. Dibujo de Marta Alonso Rodríguez.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies