pluma y papel

Carta de los artesanos al presidente

La situación exige que todo el sector artesano nos presentemos unido reclamando medidas y actuaciones específicas para la artesanía. Nuestra asociación se suma  a las de toda España para apoyar la propuesta liderada por la Asociación de Artesanos de España.

Entre todos queremos formar una cadena para hacer llegar nuestras propuestas con más fuerza. Una red a a que queremos que te sumes ayudándonos a divulgar el mensaje.

Esta es la carta enviada al presidente del gobierno:

Excmo. Sr.D. Pedro Sánchez Pérez-Castejón
Presidente del Gobierno de España

Como organización de ámbito estatal representativa del
sector de la artesanía en España, es nuestro deber reclamar
la atención de su gobierno en estos momentos en los que los
talleres y empresas artesanas se han visto dramáticamente
afectados por las consecuencias de la crisis sanitaria, en
especial las micro pymes que son abrumadora mayoría en
nuestro sector.
La artesanía es una actividad transversal generadora de pro-
ductos y servicios en un gran número de actividades econó-
micas: de la decoración a la moda, de las artes escénicas a
la ilustración, del mobiliario al cine, la escultura, la orfebre-
ría, la cerámica… sin olvidarnos de su papel como motor y
complemento del turismo de calidad, un sector que interesa
fomentar para aumentar nuestra competitividad en un área
fundamental para nuestra economía. Es parte de nuestro
patrimonio cultural y a la vez una de nuestras industrias cre-
ativas más potentes, vinculada cada vez más con el diseño
y también con empresas del Proyecto Marca España.
Formamos una enorme red de talleres y profesionales repar-
tidos por todo el país que, estamos convencidos, no obtie-
nen la visibilidad y conocimiento que les corresponderían.
Los informes publicados por el Ministerio de Industria,
Comercio y Turismo analizando la realidad económica y labo-
ral de la actividad artesanal demuestran la importancia que
tiene el sector en la creación de puestos de trabajo. Además
de la mera cuantificación numérica, los empleos en la artesa-
nía suman factores cualitativos que no conviene olvidar, como
su gran implantación en el medio rural, la casi igualdad de
género, su capacidad de alojar iniciativas de emprendimiento
para jóvenes y no tan jóvenes y, un alto nivel de innovación y
cualificación.
Nos enfrentamos a una situación excepcional, con algunos
de nuestros canales tradicionales de comercialización, como
son el turismo y las ferias populares de artesanía, práctica-
mente cerrados por la crisis durante el resto del año, por lo
que es de la máxima urgencia implementar medidas también
excepcionales, que sirvan para apuntalar al sector artesano
en España, propiciar su recuperación y evitar la desapari-
ción, no sólo de un gran número de talleres productivos,
sino también el de algunas actividades de gran importancia
patrimonial.
Los poderes públicos del Estado están obligados a atender
en particular al sector de la artesanía (Art. 130.1 de la
Constitución Española), obligación que no nos cansaremos
de recordar, especialmente en situaciones como la presente
de perentoria necesidad.
Por todo ello, consideramos que desde el Gobierno de
España se debe de establecer un plan de actuación que
incluya las siguientes propuestas de reconstrucción sectorial:
1) Establecer la cotización a la Seguridad Social del
Régimen de Trabajadores Autónomos en relación a los
ingresos de la actividad. A ingresos ‘cero’, cotización
‘cero’, sin necesidad de darse de baja del sistema.
2) Establecer la exención de la obligatoriedad de coti-
zación a la Seguridad Social para rendimientos brutos de
la actividad artesanal inferiores al SMI.
3) Regular la compatibilización de la actividad profe-
sional de la artesanía para aquellas personas que
reciben pequeñas prestaciones por jubilación, incapaci-
dad, o rentas de inserción social, o que incluso tengan otra
actividad asalariada, siempre que su facturación anual no
sobrepase un determinado límite a establecer. Esta medida
además de aumentar la recaudación tributaria, reduciría la
economía sumergida y su consecuencia, la competencia
desleal entre los talleres regularizados y los que no lo están.
4) Establecer el IVA del 10% para todo el sector arte-
sanal en España (ampliación del ya establecido para el sec-
tor del arte, la música, y una pequeña parte de productos
artesanales), en coherencia con el carácter patrimonial,
artístico y creativo de las profesiones artesanales en
España.
5) Solicitamos que la artesanía cuente con un CNAE pro-
pio, o, como mínimo, que el Instituto Nacional de Estadística
incluya una variable que permita diferenciar a las empresas
artesanas en las principales fuentes estadísticas relacionadas
con las empresas (DIRCE, Encuesta Industrial, Encuesta de
servicios, EPA…). Esta identificación permitirá tener un cono-
cimiento exhaustivo de la actividad económica del sector
haciendo posible canalizar actuaciones de apoyo y desarrollo
específicas.
6) Iniciar las acciones para la creación de una entidad
estatal (Consejo, o Instituto, de la Artesanía de
España) cuyos fines sean la promoción y el desarrollo de la
artesanía. En este organismo, participarían los actores públi-
cos y privados relacionados con el sector: instituciones
públicas, asociaciones profesionales, escuelas, fundaciones,
etc., con el objetivo de disponer de una herramienta que
propicie la coordinación de medidas de interés sectorial en
el conjunto del estado y en el exterior. Consideramos que
esta iniciativa debe de ser promovida por Fundesarte-EOI y
nuestra organización estatal, Oficio y arte OAE.
7) Reforzar el funcionamiento de Fundesarte-EOI
ampliando su programa de acciones de promoción de la
Artesanía con el fin de que pueda desarrollar proyectos
tanto de ámbito estatal como internacional, para los que
ofrecemos nuestra total colaboración. Solicitamos que una
de los primeros objetivos sea la creación de la marca
Artesanía de España que consideramos una herramienta
básica para la promoción unificada del sector en el mercado
internacional.
8) Con el fin de poner en valor el carácter identitario que tie-
nen aquellos productos artesanos con una fuerte vinculación
a territorios concretos, creemos imprescindible impulsar el
desarrollo de la normativa que permita instaurar la
Indicación Geográfica Protegida para los Productos No
Alimentarios en el territorio europeo, lo que sin duda permiti-
rá impulsar y garantizar la procedencia y las características
singulares de las producciones artesanas acogidas a la
regulación mediante un sello de identificación de Indicación
Geográfica Protegida.
Confiamos en que estudiará con interés nuestras propuestas
y estamos a su disposición, y a la de su Gobierno para
ampliar información y mantener las reuniones que sean
necesarias.
Madrid, abril de 2020
Inmaculada de Dios Teijeira
Presidenta de Oficio y arte,
Organización de los Artesanos de España.
laladedios@oficioyarte.org



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies